Esta misma frase deben estar repitiéndosela a diario la mayoría de jóvenes de este país…por suerte, a este bebé le queda aún mucho para comprobarla por sí mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.