Seguro que este es uno de los retos más complicados al que ha tenido que enfrentarse, Michael Grylls, el último superviviente. ¿Saldrá vivo de ésta?