Que conste que no tenemos nada en contra de Justin Bieber, pero un poco nenaza sí que es…

Deja una respuesta