Antes muerta que sencilla…no importa la situación en la que te encuentres, siempre reconocerás a una princesa por su rasgo más representativo: su corona…aunque a veces ésta venga representada de diferente forma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.