Dicen que “barriga vacía, corazón sin alegría” así que ¿por qué no aliviar las penas con unos ricos tacos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.