Una buena manera de intentar engañar al corazón…aunque en mi caso nunca funciona…