Está claro que si Obama te necesita, no le puedes decir que no…