La vagancia llevada a su máxima expresión…