Mi estómago debe de tener un pequeño apéndice secreto que reserva espacio para el postre…