Hay que ser patán para ponerle esta decoración a los pobres ancianitos…