Claro…son los espíritus los que te obligan a que cada sabadete te tomes unas birritas con los colegas…y tú no puedes hacer nada para luchar contra eso…sólo obedecer…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.