Solo le ha faltado añadir la mitad seca de limón que existe en todas las neveras del mundo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.