No podemos evitar poner una cara de satisfacción extrema cada vez que encontramos dinero que no sabíamos que teníamos…