Si todos fueran como este buen hombre los dueños de las lociones anticalvicie estarían arruinados…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.