Si todos fueran como este buen hombre los dueños de las lociones anticalvicie estarían arruinados…