Por más justificaciones que dé este buen hombre, parece que no le van a creer en la vida…