Esta historia es bien distinta de la que siempre hemos escuchado en nuestra infancia…