Esto no es totalmente cierto, ya que desde 1979 se alternan nombres de hombres y mujeres para el nombramiento de tormentas, huracanes, tifones y otros fenómenos atmosféricos…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.