Con lo tragaldabas que es Homer no me extraña nada…