La de malabarismos que tiene que hacer este pobre ciervo para rascarse lo que le pica…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.