Parece que este oso está dispuesto a hacer un experimento químico: la ignición de sus flatulencias…