Confiésalo, a tí también te da un microinfarto cada vez que crees que has perdido el móvil…

Deja un comentario