A veces, quienes más felices aparentan ser, son quienes más jodidos están por dentro…