Parece mentira que un personaje tan musculoso tenga una hija tan blandita y dulce…