Seguro que en Eslovaquia no se andan con tanto jaleo para ponerles a sus hijos el nombre que les venga en gana..y para muestra un botón….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.