Menuda diferencia entre lo que se ve y lo que te llega a casa…